Lazio cayó de local ante Sevilla con Felipe Caicedo de titular

El Sevilla resurgió en Roma, donde dio un paso al frente en su competición preferida, la Europa League, al ponerse con ventaja en su eliminatoria con la Lazio y despejar así las dudas que había levantado con los últimos malos resultados en Liga y Copa, eliminación con goleada incluida en el Camp Nou.

El equipo de Pablo Machín firmó un partido serio y defenderá en Nervión un resultado de 0-1 que pudo ser mayor si hubiera estado más acertado en los metros finales ante un rival que echó de menos a jugadores como Milinkovic-Savic e Immobile y que también pagó el que tuvieran que retirarse durante el partido otros hombres clave como Luis Alberto.

Enseguida se vio que, con el once de gala en el campo, con gente como Jesús Navas, Franco Vázquez… el equipo de Machín se volvía a reconocer. Ante una Lazio que sólo creaba peligro en las galopadas de Joaquín Correa y sus paredes con Luis Alberto, los dos ex sevillistas, los andaluces se encontraban a gusto y salían con peligro al contraataque. Y tras unos minutos de tanteo, en uno de éstos el Sevilla encontró oro. Fue una contra bien llevada por Escudero, quien conectó en la línea de tres cuartos con la pareja de ataque más mortífera de este equipo, la que forman Sarabia y Ben Yedder. El madrileño se escoró a la izquierda y metió un balón entre los centrales y el portero romanos para que el franco-tunecino marcara a placer.

La Lazio intentó reaccionar y tuvo su mejor ocasión en las botas de Marusic, que burló a Sergi Gómez para plantarse solo ante Vaclik, quien interceptó un disparo que acabaría de sacar bajo la raya de gol el danés Kjaer.

En la segunda mitad, el equipo de Simone Inzaghi acusó la marcha de Luis Alberto para encontrar espacios, mientras el Sevilla reforzó su sistema defensivo para explotar contras con las que pudo sentenciar. Escudero tuvo un par de ocasiones para hacerlo y, sobre todo, Franco Vázquez al entretenerse en el área en los minutos finales, aunque el 0-1 supone una bocanada de aire fresco en un equipo sobre el que habían aparecido muchas dudas.

Fuente: Mundo Deportivo

Comentarios